El Programa de los Mares Regionales de la ONU


El Programa de Mares Regionales, lanzado en 1974, es uno de los logros más importantes del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) en las últimas cuatro décadas. Desde su inicio, el Programa de Mares Regionales ha constituido un enfoque único para la protección del medio ambiente costero y marino. El objetivo del Programa es abordar problemas relacionados a la degradación acelerada de los océanos y las zonas costeras del mundo a través de un enfoque de "mares compartidos", es decir, involucrando a los países vecinos en acciones integrales y específicas para proteger su entorno marino común. Hoy, más de 143 países se han unido a 18 Convenios y Planes de Acción para la gestión y el uso sostenible del medio marino y costero. En la mayoría de los casos, el Plan de Acción se sustenta en un sólido marco legal en forma de una Convención Regional y Protocolos asociados sobre problemas específicos.

Todos los convenios individuales y Planes de Acción reflejan un enfoque similar, aunque cada uno ha sido diseñado por sus propios gobiernos e instituciones para adaptarse a los desafíos ambientales particulares. PNUMA, con sede en Nairobi, coordina el Programa de Mares Regionales.
40 años de acción Las convenciones de mares regionales y los Planes de Acción han surgido durante los últimos años 40 años como el único marco legal del mundo para proteger los océanos y mares a nivel regional. Estas sirven como una plataforma sobre la cual construir el desarrollo regional sostenible, como se solicitó en la Cumbre de Río + 20, incluida la implementación regional de programas y actividades relacionadas con convenios globales y Acuerdos Ambientales Multilaterales (Fuente: ONU Medio Ambiente).